Good Manufacturing Practice (GMP) certifica las buenas prácticas de fabricación que garantizan la calidad y seguridad alimentaria de los productos obtenidos.

El pasado mes de junio, ADL BioPharma renovó su certificación de “GMP Food” en cumplimiento con el CODEX Alimentario. Este reconocimiento internacional asegura un correcto control y seguridad de todos los productos.

Good Manufacturing Practice (GMP) es la nomenclatura con la que se reconocen las buenas prácticas de fabricación. Son las normas de fabricación industrial, que surgen de la necesidad de asegurar la calidad y seguridad alimentaria de los productos obtenidos.

Por lo tanto, la certificación GMP avala que los productos se fabriquen en condiciones sanitarias adecuadas y se disminuyan los riesgos inherentes a la producción y distribución. Esto es así gracias a la aplicación de rigurosas normas de calidad acordes con la legislación actual, que garantiza productos seguros y de calidad.

Lo que recogen estas directrices es el cumplimiento de ciertas condiciones básicas como la construcción y disposición de locales de alimentación específicos, la formación de los empleados, el adecuado mantenimiento de los equipos y herramientas utilizadas en la empresa, el uso de productos de limpieza adecuados.

Asimismo, incluye la identificación y almacenamiento de los residuos generados por la empresa, la implementación y efectividad del sistema de trazabilidad, la limpieza de los locales de alimentos, equipos, utensilios, suelos, paredes y techos y un programa efectivo de control de plagas.

Garantía de seguridad y calidad

Esta distinción da garantías y aumenta la confianza de los clientes de ADL en su compromiso de vender y producir alimentos seguros de alta calidad. Además, da la capacidad para operar internacionalmente y también consigue unificar requisitos sanitarios y procedimientos aplicables a todas las empresas alimentarias.

La certificación en GMP ofrece la verificación y sello independientes de que se siguen las prácticas de fabricación básicas en base al análisis de peligros y puntos de control críticos (APPCC).

ADL consiguió su certificación “GMP Food” en el año 2020

En el 2020, ADL fue una de las empresas que consiguió el certificado “GMP Food” para productos de fermentación y recovery.

Ahora, en 2021, acaba de renovarla con la correspondiente ampliación que incluye también la Planta Piloto de Fermentación y todos los productos que se fabriquen en ella. Esta ampliación es un importante reconocimiento al estricto control y seguimiento con que se realizan los procesos en las plantas piloto.

En ADL consideramos de vital importancia contar con este certificado que se adelanta a los requerimientos obligatorios sobre el control de complementos alimenticios, y además constata su compromiso con los clientes y con el trabajo bien hecho.